1447159

Síguenos

 

Psicólogo canino, ¿verdad o fraude?

POsicologocanino

En el mundo del perro hay muchos sectores, algunos emergentes, que ofrecen sus servicios con más o menos profesionalidad. La Real Academia Española, RAE, define psicología en su segunda defiinicion, como “Ciencia o estudio de la mente en personas o animales”. Queda claro que un psicólogo canino sería el que estudia la mente de los perros. Hasta aquí bien, pero no hay titulación alguna ni estudios oficiales que formen como psicólogo canino, (como casi todo en el mundo del perro) por lo que quien esté preparado para ello ha tenido que ser por autoformación. Con la RAE en la mano es lícito definirse como psicólogo canino, a criterio de cada uno queda su nivel de preparación.

POR Alberto CASTA, adiestrador y psicólogo canino

 

Síguenos
   

Un primer término que hay que aclarar es “etología canina”. Etología es el estudio del comportamiento de las distintas especies animales, etología canina es referente al comportamiento de los perros.

Ahora se habla mucho de psicología canina, pero ¿qué es? ¿Qué hace? Entender la mente de un perro no es tarea fácil, ni de dos días. Si un dueño o guía de un can observa su comportamiento teniendo en cuenta algunos puntos clave de la psicología canina seguro que se entenderán mejor mutuamente. Para que todo esto suceda, según mi especialidad y mi experiencia, lo primero es mentalizar al dueño de lo que tiene entre las manos, para que sea más fácil llegar a un buen fin de psicología y adiestramiento canino.

La psicología canina, el funcionamiento de la mente del perro, es fundamental para llegar a conocer perfectamente el comportamiento de nuestra mascota. Por lo tanto para poder entender y conocer al perro además de leer sobre este aspecto y preguntar a profesionales es primordial convivir con él, jugar, entrenar, trabajar y sobre todo “observar” todas sus conductas, movimientos, rasgos, emociones, etc.

Se debe dar tanta importancia, o más, tanto a su piscología como al estado físico. Así podremos entender mejor su comportamiento, además de poder evitar a que llegue a realizar conductas nocivas para él. Por esto el motivo de cuidar de su salud en todo momento, darle unos alimentos de calidad, sacarlo a pasear y correr y a que el ejercicio físico y diario sea fundamental y que se mezcle y juegue con otros perros.

El psicólogo canino debe de observar muy detalladamente al paciente y detectar qué razones llevan al perro a todos estos comportamientos extraños y diferentes fuera de lo normal. Es primordial también saber guiar al propietario para que así pueda comprender al perro desde el aspecto psicológico y mostrarle cuales son las necesidades del animal que no están cubiertas.

No existen tantos psicólogos caninos como deberían de existir; siempre tendría que estar un profesional de esta rama en centros veterinarios, centros de animales abandonados, comercios especializados y criaderos.

Un buen psicólogo canino debe valorar con criterio profesional las causas, los síntomas y cómo afrontar y tratar los distintos problemas de conducta que cada animal pueda presentar; sobre todo la agresividad y la ansiedad. También debe conocer los principios de la etología, el comportamiento e interacción del ser humano con el animal y con el entorno, y los miedos y fobias.

Por último no hay que equivocar nunca un adiestrador canino profesional de un psicólogo canino, especialidades completamente distintas. El adiestrador canino educará al perro en cuestiones de obediencia y el psicólogo canino tratará al animal para conocer las causas de su comportamiento. Un ejemplo claro sería que el adiestrador canino enseña al perro y a su dueño a pasear con la correa y el psicólogo canino le ayudará a superar su ansiedad por separación.

Un gran beneficio de estudiar y conocer la psicología canina, es el aprendizaje que le expresarás al perro. Muchas personas tienen un can y no saben cómo tratar de forma correcta a su mascota, cómo comunicarse, y cómo entenderle lo que te quiere decir. Entendí entonces estudiando ésta rama cuales eran las herramientas que hacen feliz a un perro: el afecto que le trasmites a tu mascota es de gran valor para ellos, sabrán y entenderán el cariño que les das y sabrán perfectamente diferenciar al resto de personas. Le enseñarás las diferentes maneras de socializar con otros perros, y así podrás evitar algún desacuerdo o pelea que tenga tu mascota con otra cuando pasees por algún parque.

Importante: no abandonéis nunca a vuestros perros, estad siempre ahí en todo momento con ellos, son un ser más de la familia que hay que respetar y cuidar.

Pin It