Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

2491310

perropolicia

¿Cómo debe ser un perro policía?

 

La Policía Nacional ha adquirido 35 canes para sus Unidades Caninas por 93.170 euros que debían ser preferentemente machos, de las razas pastor alemán o belga malinois, de entre 13 y 18 meses, no adiestrados, adaptables y con una fuerte conducta instintiva de caza. 

Por M. ARAMBARRI

 

Síguenos

El Ministerio del Interior, a través del Cuerpo de Policía Nacional publicó a finales de 2020 un concurso público para adquirir un mínimo de 35 perros de aplicación policial para sus Unidades de Guías Caninos, que fue adjudicado a Villalazán Centro Canino, única entidad que presentó oferta, y cuyo periodo de ejecución son 11 meses desde el 1 de enero de 2021.

 

 

En el pliego de condiciones la Policía Nacional marca de manera muy taxativa todas las características que deben cumplir estos perros, divididas en tres apartados: generales, funcionales y conductuales; además de una fase de seguimiento y control de al menos seis días en las instalaciones policiales en los que los animales se someterán a unas pruebas diarias especificas antes de proceder a su adquisición definitiva.

Aunque en las Unidades Caninas de las diferentes Fuerzas de Seguridad el sexo de los perros policía es indiferente y no suele predominar uno sobre otro, esta vez la Policía Nacional ha optado por marcar en las características generales que los perros han de ser preferentemente machos, rechazando en su conjunto a las perras aunque se explicita que “se puede admitir alguna hembra que por sus características se considere funcional”, es decir, que la presencia de hembras ha de ser algo excepcional.

También en este apartado se señala la raza de los futuros agentes de cuatro patas, pastor alemán o pastor belga malinois, y se deja la puerta abierta a “admitir otras razas de aplicación policial”.  La Policía Nacional ha optado por adquirir los perros con edades de entre los 13 y los 18 meses, aunque estos límites no son cerrados, “se puede ampliar o disminuir la edad en 3 meses, cuando las características y capacidades del perro lo aconsejen”, señalan.

Lo que sí deben ser lo que se denomina “perros en blanco”, “no adiestrados, pero se puede admitir un mínimo de adiestramiento, siempre y cuando se estime o valore que éste no va a interferir en la funcionalidad del can”.

En las características funcionales además de la adaptabilidad a distintos entornos, a personas desconocidas y a otros animales, donde “los signos de timidez, temor o miedo manifiesto son motivo de no selección”, una conducta instintiva de caza es el requisito indispensable que debe mostrar todo perro policial.

Para comprobar que los animales poseen este instinto de caza, los expertos de la Policía Nacional valoran los impulsos de persecución, búsqueda, presa y cobro a través de unas pruebas en las que utilizan rodillo de tela o pelota de goma dura con cuerda de sujeción.

Persecucción

Deberá mostrar un gran deseo innato de perseguir y recuperar los objetos que se le lancen.

Manifestará inquietud y saltará lleno de excitación cuando el probador le muestre e insinúe que le va a lanzar el objeto o motivado a perseguir y recuperar.

Deberá seguir el objeto con la vista cuando se realiza el lanzamiento.

Cuando sea liberado se desplazará con gran velocidad y energía en dirección al objeto lanzado. Deberá realizar la mordida con impacto y a boca llena cuando llegue al objeto lanzado.

Búsqueda

Uno de los probadores sujetará al perro mientras otro esconde el objeto a buscar, esta maniobra se efectuará a la vista del perro y simulando que se esconde en diferentes lugares con el fin de que éste tenga que utilizar el olfato para su localización y recuperación. Una vez liberado se dirigirá a la zona donde se ha ocultado el objeto iniciando inmediatamente la búsqueda mediante el sentido del olfato.

Se desecharán los canes que busquen con la vista no utilizando la nariz. Se valorará positivamente al perro que sea capaz de buscar y mantener la concentración en la tarea durante un largo tiempo sin distraerse con otras tareas u olores.

El objeto se ocultará a diferentes alturas y entornos: campo abierto entre la vegetación, en interior de edificios, en vehículos, etc.

Deberá concentrarse en la búsqueda sin que le afecte que haya personas desconocidas en su proximidad hablando o haciendo ruidos, no se distraerá ni mostrará signos de desconfianza o temor.

Presa

Una vez perseguido o buscado el objeto y localizado, el perro lo morderá, se evaluará el modo en que muerde y sujeta el mismo; la mordida será firme, segura y a boca llena. El animal mostrará deseos de poseer el objeto recuperado sujetándolo fuertemente con los dientes, disputándoselo con energía al probador cuando este entabla una lucha para arrebatárselo. La presa o mordida se evaluará tanto sobre el motivador (rodillo de tela o pelota de goma) como con la manga blanda o dura.

Cobro (devolver el objeto a su guía)

Se evaluará la forma en que traslada el objeto tras su localización y mordida, se valorará positivamente que la mordida sea firme y segura durante el transporte, sin soltar la presa ni mordisquearla.

El perro deberá dirigirse hacia el probador con el objeto para que este se lo dispute, se valorará positivamente que vaya sin necesidad de que se le muestre otro objeto o motivador.

Aparte del plazo de seis días para comprobar que los 35 perros en fase de adquisición cumplen todas y cada una de estas características, el contrato de adjudicación contempla 40 días de garantía que cubrirá cualquier enfermedad o lesión achacable a fecha anterior a la recepción, así como defectos en el carácter del animal. En estos casos, el vendedor tiene la obligación de sustituir al perro.

Conductas que llevan al rechazo

Timidez (desconfianza, inhibición, temor o miedo manifiesto a las personas).

Dominancia (animales que portan el rabo erguido o tienen actitudes de dominio)

Perros agresivos con las personas o con otros perros.

Animales excesivamente nerviosos.

Perros con estereotipias (vueltas constantes sobre sí mismos, morderse el rabo o costado o/y otras).

Miedo manifiesto a subir a lugares elevados o entrar en sitios desconocidos.

Temor manifiesto a subir a vehículos.

Temor a caminar sobre superficies lisas y resbaladizas.

Animales apáticos.

Perros excesivamente independientes.

Rasgos de carácter obligatorios

Atención: Mantendrá un alto interés en los probadores y en las tareas requeridas, se mostrará receptivo, sin distracciones ajenas a la actividad.

Intensidad: Esfuerzo y vigor empleado en la ejecución de las pruebas.

Persistencia: Implicación en la realización de las actividades requeridas.

Sensibilidad: Umbral de respuesta al entorno y a la aparición de estímulos.

Deseos de agradar: Ganas de realizar actividades con el ser humano.

Autoconfianza: Creencia del perro en sus posibilidades.

Adaptabilidad: Capacidad de adaptación a los cambios del entorno.

Sociabilidad: Deseo de relacionarse.

 

De perros obedientes a agentes de cuatro patas: así han evolucionado los perros de la Policía Nacional

El Estado abre un concurso para comprar medio centenar de perros policía

El asesino del perro policía de Florida podría ser condenado a cadena perpetua

Los policías exigen un estatus especial para sus perros

 

 

 

 

 

  • hotelesFuerte.jpg
  • hoteles3.jpg
  • Hoteles2.jpg
  • Hoteles4.jpg