1619630

Síguenos

 

Nico de Covalta: la pureza del dóberman

NIco

El criador José Luis Cardo y su perro han hecho historia mostrando al mundo que si se busca el origen de la raza el máximo nivel de competición es para ellos. No tiene ni cinco años y este dóberman de los antiguos, de “los dóberman que yo conocí”, como le gusta decir a José Luis Cardo, tiene un palmarés envidiable. El mejor rastro del mundo rebozado en barro, viento y tormenta que hacía presagiar un fracaso, es suyo. Un dóberman seleccionado y criado a conciencia por uno de los criadores más rigurosos, si no el que más, que arrebata pódium sin complejos a razas más acostumbradas a estar arriba. 

Por E. IGLESIAS

Comenzar a competir con un dóberman es como ser una isla en el desierto. José Luis Cardo lleva cuarenta años estudiando, criando y trabajando esta raza. Su objetivo: “demostrar que el dóberman puede competir al máximo nivel” y vaya si lo demostró. Nico de Covalta se ha alzado en menos de tres meses con dos triunfos que lo catapultan entre los mejores: subcampeón de la copa de España de la RSCE y del Mundial del dóberman.
En un mundo copado por los “malis”, Nico de Covalta rompe con todas las modas. “Para llegar al éxito hay que preocuparse de criar. Hay que demostrar a la gente que sí se puede, que criando con la cabeza y no juntando perros sí se puede”, indica Cardo a LADRIDOS.
Para llegar a este nivel, el trabajo no solo se hizo en pista. Viene de atrás. El criador ya compitió con el padre de Nico, Vito de Covalta. “Nico para mí es un trabajo, un prototipo, vas excarvando, el padre tenía esto, al cruzar debo mejorar con sus hijos, si no mejoro no ando bien. Ahora quiero estabilizar. El producto es un trabajo de muchos años. Es un perro muy estable, cariñoso, tiene un temperamento muy alto, me estoy acoplando a él, cuesta, vas probando cosas hasta que encuentras el punto. Una gozada trabajar con él, siempre está dispuesto”, matiza el guía del dóberman.

La evolución de esta raza, considerada antaño una de las más rápidas del planeta, ha ido por derroteros de rentabilidad económica. “La raza ha ido en la dirección equivocada, ha evolucionado hacia el perro más espectacular de show con una cabeza grande, casi de dogo, que no es dóberman antiguo, el puro, el que yo conocí”.
Cardo Beltrán conoce bien este mundo. “A mí me iba bien en belleza, yo crié muchos y conseguí más de 40 campeones nacionales y alguno a nivel mundial. Pero si te gusta la raza te has de apartar de eso, me iba muy bien, pero vi que todo es mentira que se estaba descuidando la raza y ya no queda nada de la pureza, de las características para las que se crio”.
A partir de esta reflexión, José Luis pasó por una etapa de intentar criar un perro bueno tanto en belleza como en utilidad. “Para mí era degenerar la raza y como me gustaba la utilidad, llevaré más de 20 años en esto, decidí buscar el dóberman ideal. Primero quise hacer un perro completo, me pasé unos años intentando que lo mismo pudiese estar en un show que compitiendo en trabajo. Pero me di cuenta que eso era imposible. Cada vez eran más gordos y más grandes y esto significaba lesiones, perros enfermos… y decidí buscar los perros antiguos que yo conocía, líneas alemanas, perros buenos, puros”.
Para ello se fue al origen, a Alemania y comenzó a hacer su selección.
Pero este criador que giró 180 grados su método de trabajo, no reniega de los concursos de belleza donde los dóberman muestran sus líneas más estéticas: “Está muy bien el show porque es lo que mueve y da dinero y mantiene la existencia de la raza, pero las caninas y los clubs deberían tener un poco de sensibilidad hacia los que estamos conservando el dóberman de verdad, el dóberman de utilidad. Falta hacer el mismo esfuerzo hacia el perro de utilidad, yo no estoy en contra de las exposiciones ni mucho menos, pero creo que el otro mundo se debía haber cuidado bastante”.

Tras 20 años criando, José Luis Cardo ha querido que la gente que trabaja con esta raza se dé cuenta de dónde se ha llegado y de la necesidad de evolucionar hacia el origen. “Puedes hacer la guerra por tu cuenta y sobre todo demostrar dónde se puede llegar. Que abran los ojos y vean dónde están. Yo lo he hecho y los demás tienen que ver que tú lo puedes conseguir”.
Cuando un guía aparece con un dóberman en un club de trabajo en un porcentaje alto le recomiendan que se haga con un can de otra raza, generalmente pastor belga malinois. Para Cardo es decepcionante: “Llega una persona a un club con un doberman de los que hay por ahora y a los cuatro días se da cuenta que no tiene perro para estar ahí y le dicen, ‘pues cógete un mali’. Lo fácil es dejar el dóberman para casa con los niños para que juegue y tener un mali para trabajar. Y ahí hemos terminado. Ves guías buenos que luego cambian a mali, es frustrante”. Para Cardo hay que acabar con la idea de que esta raza no es apropiada para trabajar. “No debes decir los dóberman no valen, no, es ‘tu’ doberman, por la evolución de la raza. Es un poco decepcionante porque yo creo en esta raza, son muchos años de selección y me propuse demostrarlo”.
En este caso el criador aconseja al guía que empieza con dóberman que aprenda con su perro y luego dé el paso a uno de trabajo. “Con el que tiene puede aprender un montón y cuando sea capaz de manejar ese perro y ya al tener una experiencia y un manejo y estar en un club en lugar de cambiar de raza, se coge un perro con más temperamento”.

>“Con un perro de los de 45 kilos, además de problemas de enfermedades provocadas por las excesivas consanguinidades, si lo dedicas a competir en trabajo lo vas a lesionar seguro. Tiene que ser un atleta, un perro equilibrado, un dóberman de los de verdad, y eso solo se consigue con selección en busca de la pureza de la raza”.
Los perros son perros y para que lleguen a ser campeones el “secreto” de este guía es aprender a dirigir su energía. “Normalmente tienes que tener exigencia pero sin romper al perro. Es tu perro y lo quieres. No te puedes pelear con él. Tú tienes que controlar esa energía, ver la forma en que la controlas, que te haga caso y dirigir esa energía donde tú quieres, cuando tú quieres y como tú quieres. Después también tus entrenadores te van diciendo cómo trabajar”.
En este caso, Nico de Covalta es entrenado por uno de los grandes: el heptacampeón Xerach García que tantos éxitos ha dado a este deporte con su mali Ceo de Ydre.
Llegar a la competición entre los grandes de los perros de trabajo ha dado un plus de caché a este binomio. “Donde me encuentro a gusto es en estas grandes competiciones, con el resto de las razas, porque te dicen dónde estás exactamente y a qué nivel puedes competir”.
En septiembre es el mundial de la FCI en el que Nico de Covalta llegará con las tablas que necesita para codearse con el resto de razas. “Si saca su talento, nos irá bien. Es un perro que siempre tiene ganas, siempre está dispuesto. Es complicado controlarlo, pero tiene una conexión y una desconexión inmediata, eso es lo que me gusta de mi perro, su padre ya era así. Ahora trabajo los controles, estar con Xerach me da ese plus de exigencia que se necesita”.
Una de las rémoras de estas competiciones en nuestro país es el poco público que acude. “Apenas se hace publicidad, vamos como con miedo, acomplejados por si aparece alguno de estos raros que hoy critican por todo y denuncian porque han visto que se ha hecho no sé qué. En otros países no es así y hay mucho público”, matiza el criador de Nico.
También el apoyo a este deporte es casi nulo en España. “Aquí no tenemos sitios donde entrenar, vas a Alemania y ves hasta tres campos de trabajo en un pueblo apoyados por el ayuntamiento, además de que los clubs son como clubs sociales donde los integrantes disfrutan y aprenden con su perro. Nos falta mucha cultura, no hay apenas cultura del perro”.

Tiempos de bonanza

POR Xerach García, Entrenador de Nico de Covalta

Se me pidió que descibiese cómo es entrenar un doberman, lógicamente no puedo hacerlo sin mirarlo desde el punto de vista de un perro de competición IGP. No puedo generalizar, puesto que no he entrenado a muchos, pero puedo decir que sin lugar a dudas, Nico de Covalta es un gran perro de competición.
Tuve la suerte de comenzar mis andaduras en este deporte allá por 2002 con un caso similar, un rottweiler tremendo del que aprendí mucho y que consiguió dos títulos de Campeón del CRE con nuestro Club.
En 2016 tuve la oportunidad de colaborar en la formación de un gran boxer que logró alzarse con el título mundial ATIBOX 2016 en grado II.
Yo compito habitualmente con malinois y únicamente puedo decir que se trata de grandes individuos nacidos en diferentes grupos raciales.
En mi experiencia he podido comprobar la necesidad de trabajar la formación de estas razas con extrema paciencia y sensibilidad. Pero recuerdo que todos y cada uno de los ejemplares que he mencionado han sido auténticos gladiadores, con unos altos instintos y una dureza que les ha permitido superar todas las adversidades a las que se enfrenta un perro de alta competición.
Es evidente el hecho de que son razas minoritarias en competición y que los guías que en ocasiones destacan, cambian a otras razas más populares en competiciones IGP. Pero cuando se da el caso de contar con un individuo que reúne estas características, hay que aprovecharlo y permite trabajar con el mayor grado de exigencia.
Quizás hay que cuidar mucho la fase inicial, cuando el perro es cachorro y joven, puesto que tienen una maduración tardía, tanto mental como física. Esto viene a decir que es el perro el que debe marcar los tiempos y no así nosotros, él nos dirá cuándo apretar un poco más el paso. Podemos reforzar su psique siendo pacientes, pero siempre con buen hacer y marcando muy bien el camino a recorrer, puesto que en ocasiones es una raza algo independiente.
Sin más, son tiempos de bonanza para la raza dóberman en España. Esperemos poder volver el próximo año con el título de Campeón mundial IDC.

 

NICO DE COVALTA
Raza: Dobermann
Nacimiento: 14/06/2014 Talla: 69cm/36Kg
Padre: Vito de Cobalta
Madre: Udine de Cobalta

ÉXITOS:
Mundial IDC 2019
Subcampeón
Puntos 282
A: 100; B:91; C:91;
RSCE copa 2019 IGP
Subcampeón
Puntos 267
A: 90; B:84; C:93
RSCE Selec. Este 2018
Subcampeón
Puntos 269
A: 90; B:88; C:91
FCI WM 2018
121 puesto
Puntos 227
A: 72; B:73; C:82
RSCE copa 2018 IGP
4º puesto
Puntos 258
A: 98; B:73; C:87
RSCE copa 2017 IGP
12º puesto
Puntos 258
A: 92; B:81; C:85

VITO DE COBALTA:
Copa España DCE 2014
Campeón
Puntos 280
A: 94; B:94; C:92;
RSCE copa 2014 IGP
9º puesto
Puntos 256
A: 80; B:89; C:87;
DSC campeonato 2013
3º puesto
Puntos 270
A: 93; B:85; C:92;
DSC campeonato 2012
3º puesto
Puntos 271
A: 94; B:83; C:94;

RESULTADOS MUNDIAL 2019 IDC

1. Mandy Niedergesab
Carlos vom Schlossrudwalde
Puntos: 282
(A-92; B-92; C-98)
ALEMANIA
2. José Luis Cardo Beltrán
Nico de Covalta
Puntos: 282
(A-100; B-91; C-91)
ESPAÑA
3. Daniela Lechner
Buddy von Hexenzauber
Puntos: 281
(A-97; B-94; C-90)
ALEMANIA

Pin It