1617082

Síguenos

«Debería existir un carné de dueño de perro

pasar pruebas los dos»

NachoSierra

Firme defensor de que el carácter del perro no depende de su raza sino de la educación recibida, Nacho Sierra critica la poca concienciación social que existe sobre la tenencia de animales. El terapeuta, especialista en comportamiento canino, defiende la existencia de una regulación estricta para dueños y criadores de perros y evitar así las camadas innecesarias que acaban poblando y saturando las perreras día a día. Como director de la más prestigiosa escuela de formación canina de nuestro país, www.efpc.es, se lleva las manos a la cabeza cuando oye hablar  de cursos online de adiestramiento y denuncia el fraude y el timo que impera en el sector. 

Por Emerre IGLESIAS y Jonathan MANZANO 

–¿Cuál es la principal causa del abandono de animales? 

-La incultura y la falta de educación y concienciación de los padres a los hijos son el motor de todo esto. También influye el que no exista una legislación que impida que todo el mundo pueda criar, debería existir una licencia gubernamental para poder criar como para ser ganadero, no todo el mundo sabe o puede hacerlo. La cría de perros, tanto de raza como sin raza, debe realizarse por profesionales, las ventas de perros deben ir con factura para poder reclamar y estar reguladas técnicamente por los clubes de raza. En el caso de los albergues se debe exigir y comprobar que realmente sean ONG´s legales, no se entiende que una adopción pueda llegar a costar casi igual que una venta en tiienda o un criadero especializado.

-En países de nuestro entorno las camadas sólo se permiten por criadores profesionales. ¿No es demasiado estricto? 

-No lo creo, me parece una buena medida para reducir los abandonos. No puede criar todo el mundo, hay que diferenciar entre un criador y un “juntaperros”, los buenos criadores hacen que las razas caninas evolucionen a mejor. Hay razas enfermas como el pastor alemán con sus muy habituales problemas de displasia de codo, cadera, cauda equina, etc. Si se prohibiese criar si no es con ejemplares totalmente sanos con caderas perfectas, denominadas “A Normal”, se acabaría en unos 30 años con esta lacra, pero entonces el negocio mundial del pastor alemán de belleza se vería afectado y “poderoso caballero es don dinero”, es una utopía.

-Acaba de entrar el vigor el sacrificio cero. ¿Es una solución? 

-El sacrificio cero debe ser una norma general pero debe tener sus  excepciones ya que agrava la masificación y hace que algunos perros se vean confinados  a pasar toda una vida encerrados. Las leyes las hacen políticos sin conocimientos para alimentar a los animalistas o populistas. Resulta políticamente correcto  decir sacrificio cero, pero la realidad es que hay perros que han matado niños, que han atacado a personas o que sufren graves trastornos de conducta donde su rehabilitación total es imposible. Aquí la rehabilitación parcial no me sirve, la vida de un niño o un ser humano no puede estar en peligro nunca. A estos perros solo les queda una vida de encerramiento. Entiendo mantener los perros que pueden ser potencialmente adoptados y sanos, pero no entiendo mantener a un animal encerrado de por vida. En el ser humano (cárceles)  el encerramiento se mira de cara a un futuro de liberación, pero el perro no tiene visión de futuro y éstos sienten el encerramiento perpetuo como una agonía diaria de estrés y “agonía vital”.  Conozco excelentes refugios como “Doghorse city” en Méntrida  (con el cual colaboro) y donde los perros disfrutan de vivir libres en manadas de hasta 40 perros en 1 hectárea , pero luego están los que no podrán salir nunca de sus jaulas de seguridad, ya que resultan peligrosos hasta para los profesionales que los controlan. 

-¿Es sólo el perro el que necesita ser educado o también las personas deberían asistir a cursos?
-Tener un perro es un acto de responsabilidad y exige unos conocimientos y manejos. No todos los perros, sean de la raza que sea o mestizos, pueden convivir en sociedad. Hay factores genéticos, no raciales, ambientales y educativos que pueden convertir a cualquier perro en peligroso. Debería existir un carné de propietario de perro, igual que lo hay para conducir un coche, donde los dueños deberían pasar un test y alcanzar unos requisitos. Los perros deberían pasar pruebas de carácter en todos los ayuntamientos  por adiestradores profesionales y cualificados.

-Psicología canina: ¿qué es exactamente? 

-La gente humaniza a los perros y piensan que son capaces de reflexionar como nosotros, los educan como personas o como niños y de aquí vienen muchos problemas. Solamente en un seminario de fin de semana se puede explicar a las personas cómo es el comportamiento y la psicología del perro. El dueño debe aprender a entender el lenguaje de su perro. 

-Humanizarlos pone a los perros por encima  de los humanos. ¿Son uno más de la familia? 

-Deben ser uno más de la familia, pero no se les puede tratar como si fueran niños, sino como perros. Recomiendo el libro de mi buena amiga y criadora  Julieta Ros “Alma de perro”, una original y excelente novela donde los perros reclaman ser tratados como perros. 

-También hay quien los maltrata...

-El maltratador por desgracia está en la especie humana. Se maltratan niños, mujeres, ¡cómo no se iban a maltratar perros! Contra el maltrato, tolerancia cero. 

"Los perros solo usan la inteligencia asociativa, aprenden por ensayo y error”

-¿Un perro tiene inteligencia? 

-La inteligencia es la capacidad de aprender, ya la definió Skinner en el siglo XX. Todos los animales son inteligentes, desde un gusano a un ser humano, la diferencia es qué tipo de inteligencia utiliza cada uno. Los perros, a pesar de la mucha divulgación “cognitivista” y pseudociencia contraria  al respecto, sólo pueden utilizar la inteligencia asociativa y aprenden por ensayo y error.  Los chimpancés, por ejemplo, dan un paso evolutivo más y son capaces de tener respuestas por intuición o “insight”, es decir, no requieren sólo del ensayo y error, ya disponen de un pre-pensamiento. Los humanos somos los que alcanzamos a través de nuestro desarrollado neocortex la capacidad de pensar, deducir, reflexionar, imaginar, interpretar, etc. 

-Es conocida su crítica a la Ley del PPP, ¿No hay forma de cambiarla? 

-Es una ley absurda, racista e injusta. El carácter de un perro no depende de la raza, esto es una incongruencia científica, sino de su línea genética sea de raza o no, de su ambiente en los primeros meses y de la educación que le demos. La raza es un fenotipo; expresión física: color, tipo de pelo; todos los perros de una raza son morfológicamente iguales o parecidos. El carácter forma parte de su genotipo y no de su fenotipo. Los perros de una raza tienen el mismo fenotipo, pero diferentes genotipos. He conocido perros peligrosos en todas las razas caninas y mestizajes y en las mismas razas perros incapaces de morder a un ser humano. 

- Entonces la raza no marca el carácter de un perro?  

-NO, no. Tan solo en líneas muy fijadas genéticamente podemos encontrar características probables más parecidas. Por ejemplo, es más habitual ver Malinois activos que tranquilos, es más normal que un pointer use el olfato por venteo y un sabueso por rastreo. Pero he conocido ejemplares de estas razas que carecían de estas características. No es lo mismo líneas de sangre fijadas por su belleza que líneas de sangre fijadas por sus aptitudes o instintos. He conocido Pit bull incapaces de ser agresivos y otros muy peligrosos, yorkshire sociables y otros  que si tuvieran 30 kg serían muy peligrosos. 

"Cuando veo que hay cursos de adiestrador online me llevo las manos a la cabeza. Hay  mucho timo y estafa"

-Pero los japoneses no son como los españoles, tampoco un caniche parece ser como un pastor alemán o un rottweiler? 

-Las razas humanas son iguales, son razas. La fuerte consanguinidad del pueblo japonés les lleva a tener una serie de rasgos físicos notorios, un fenotipo común, pero hay japoneses simpáticos y otros antipáticos, buena y mala gente, como en todas las razas humanas. La raza es la raza, es decir la expresión de un fenotipo y ésto no afecta al carácter. La intención en el mordisco de un yorkshire  o de un rottweiler puede ser la misma, lo que cambia es el tamaño de su boca. El día que dejemos de elegir los perros por su raza pensando que nuestro perro será de una forma u otra por este factor, daremos un paso adelante. La raza es moda y estética y en líneas fijadas, muy consanguíneas, tan solo una probabilidad mayor de tener una forma de ser.

-¿Se pueden reeducar los perros que muestran agresividad?

-Hay un 70 u 80% de casos que sí y de forma total; en el resto, algunos se rehabilitan parcialmente y otros son imposibles de rehabilitar dada su edad, su desorden de conducta o sus taras genéticas.

-Para cada persona hay un perro ideal, ¿Cómo se debe elegir el perro que queremos que nos acompañe? 

-Primero elegir para que lo queremos y si somos capaces de sacarlo 3 o 4 veces a la calle a pasear, a correr al campo y darle una vida digna. Si tan solo queremos un perro de compañía en los albergues hay muchos en adopción que pueden cumplir esa función. Si lo queremos para practicar alguna tarea o especialidad deportiva hay líneas de sangre especializadas de determinadas razas que nos van a dar con más probabilidad esas “prestaciones” necesarias. Yo no digo “no compres, adopta”, cada uno debe ser libre de hacer lo que quiera. Yo digo “no regales y adopta con conocimiento de lo que estás adoptando,  y compra si quieres”, pero en un criador de prestigio con garantías sanitarias, etc. Pero hagamos lo que hagamos, debemos hacerlo con responsabilidad. Por desgracia se suele abandonar más lo que nos han regalado y difícilmente se abandonan los perros que han costado mil euros.  Los humanos somos así de materialistas.

-Las protectoras están saturadas, las casas de acogida no dan abasto, las perreras tienen las jaulas llenas… Esto parece un problema que crece exponencialmente…

-Sí, estamos en un momento demagógico de populismo animalista y donde las leyes las hacen los que no saben técnicamente de esto o los que quieren sacar tajada de un mensaje bonito o comercial. Hay mucho negocio encubierto y dinero negro detrás del mundo del perro. Un día tirarán de la manta y saldrá todo a flote.  Al final, el perjudicado es el perro y su relación con el dueño.  Si seguimos así, los problemas entre perros y humanos crecerán,porque la población canina aumenta.  

"Un perro no debería dormir en el exterior. Pero hay que tratarlo como un perro"

-¿Una buena legislación es compatible con ser también estricta?

-La legislación debe ser estricta, pero debe ser buena y técnicamente supervisada por profesionales del adiestramiento. Los veterinarios son necesarios para los problemas de salud, pero no para los problemas de conducta. En el hospital Mediterráneo de Madrid hay 13 veterinarios especialistas y cuando hay un problema de conducta me lo mandan a mí, cada profesional debe saber cuál debe ser su campo y su formación. 

-En el adiestramiento hay mucho timo y estafa.  Cada vez hay más gente que vende cursos, o incluso los regala, de no sé qué, o sobre no sé qué comportamiento animal…. 

-Si, la profesión está redactada por el INCUAL. Se sabe qué se debe estudiar, pero, hoy por hoy, no es una profesión reglada, las titulaciones son privadas. Para ejercer la profesión no se necesita ninguna titulación; un adiestrador puede serlo si paga su licencia fiscal y sus autónomos.. Algunas comunidades tienen una certificación oficial, adaptada a esta normativa, pero esto no acredita que sea mejor. Lo importante es saber quiénes serán nuestros profesores y las horas prácticas y presenciales que se hacen. Cuando veo que hay cursos de adiestrador online me llevo las manos a la cabeza. Mi escuela de formación de adiestradores, www.efpc.es, emite una licencia y diploma reconocido por la ANACP, Asociación Nacional de Adiestradores Caninos Profesionales, y con esto se acredita que, al menos, han superado un curso de formación de 380 horas. No se regalan los títulos por pagar. Solo supera el curso el 50% de los alumnos. Unos abandonan; otros, no superan los exámenes o no presentan los trabajos.  Se titulan los que trabajan, tienen un mínimo de talento, les gusta y lo tienen claro. Formamos profesionales desde 1990, somos la 1ª escuela de formación de adiestradores en España y de nuestro centro han salido muchos grandes de hoy y campeones del adiestramiento a nivel nacional e internacional.

"La Ley de PPP es absurda, racista e injusta. El carácter de un perro no depende de la raza"

- ¿Cuál es su secreto para gozar de ese prestigio que le sitúa en la cúspide como terapeuta en el mundo canino? 

- La verdad es que 40 años de profesional dan para mucho, siempre digo lo que pienso y no me escondo. Por eso tengo mis detractores, aunque si nos los tuviera pensaría que iría por mal camino…. No todo el mundo puede hablar bien de ti, eso indica que no tienes criterio. En España hay grandes profesionales de la conducta canina y el adiestramiento, pero hay que saber quiénes son leyendo su trayectoria o conociendo sus logros. El boca a boca es muy importante si viene de otro cliente,  y el público debería pensar antes en manos de quién deja la educación de su perro.  Yo sigo formándome desde que empecé. En mi libro de  “Técnicas de modificación de conducta canina” en cada edición, voy por la 5ª, actualizo, amplío y  corrijo cosas.  

- ¿Qué le resulta más difícil adiestrar a los perros o a los dueños?

-Siempre los dueños. Los perros son más simples. Pero dentro del adiestramiento creo que disciplinas deportivas como el IPO, OCI y Mondioring  resultan exigentes con el profesional. Casi todos los mejores adiestradores del mundo han tocado alguno de estos palos, se puede decir que es “la ingeniería de la Fórmula 1”. Para mí el IPO, es lo que he practicado más, es lo más complicado que he conocido en mi vida. Es un reglamento muy completo,  difícil, estricto, que exige un tipo de perro muy especial y donde los ejercicios se miran con lupa. Me apasiona este deporte y su dificultad.

-¿Y cuáles son las bondades de practicar IPO con su perro?

-Mi forma de trabajar ha ido cambiando, obviamente, desde que empecé y me presenté a mi primera prueba de trabajo en 1989, cuando se llamaba SchH o RCI. Hoy utilizo un concepto moderno que me lo transmitió el bicampeón del mundo alemán y creador de método: Knut Fuchs. Con este sistema de trabajo por refuerzo positivo y presión activa consigo que mi perro y yo disfrutemos juntos. No hay concepto de obligación, para mí lo más importante es la emoción y el instinto con los que el perro realiza el ejercicio. No entiendo que en el IPO actual algunos jueces no penalicen más los trabajos donde se ve al perro obligado o aliviado; creo que la emoción de alegría en el trabajo debería valorarse más. Este sistema actual me lleva a trabajar mucho más que antes para conseguir resultados y seguir respetando a mi perro. 

http://nachosierra.es

Pin It