1617303

Síguenos

Nórdicos: la fuerza helada

Nordicos

Los nórdicos son los protagonistas del mushing. Foto: Emerre

Aunque cualquier perro, de raza o mestizo, puede ser usado para tirar de un trineo, los perros originarios para este trabajo pertenecen a razas creadas en zonas frías donde jugaron un papel importante en la supervivencia y el desarrollo de las civilizaciones que habitaban los territorios hostiles y helados de Groenlandia, América y el norte de Europa. Eran los “motores” de los transportes sobre nieve o hielo. Son los perros nórdicos.  

Por Óskar REKALDE

Las razas de perros nórdicos descienden de variedades de lobos árticos y son los más recientes en su evolución, por eso tienen mucha semejanza con los lobos originarios. Un perro de trineo promedio deberá ser capaz de tirar a través de una distancia de hasta 80 millas diarias (129 Km) en un rango de velocidad que puede variar de acuerdo a la distancia y las condiciones del sendero, entre 6 y 14 millas por hora (9,7 y 23 Km / h ). Los numerosos tipos y razas que se utilizan para este fin, poseen en común un pelaje denso que los hace resistentes al frío y aptitud para trabajar disciplinadamente en equipo.

En la clasificación de razas oficial de la FCI, en el Grupo 5 en la sección primera están los perros nórdicos de trineos con sólo cuatro razas admitidas: Malamute de Alaska , Husky siberiano, Perro de Groenlandia  y Samoyedo. En las competiciones internacionales de la Federación Internacional de Mushing, FISTC, son aceptadas solamente estas cuatro razas nórdicas en sus pruebas.

Aún así, hay otras muchas razas usadas en mushing, como Alaskan Husky, Perro Esquimal Canadiense,Chinook, Eurohound o Scandinavian Hound, Greyster, Labrador Husky, Mackenzie River Husky, Sakhalin Husky, Seppala Siberian Sleddog, Tamaskan y Perro Inuit del Norte.

Todos los perros nórdicos tienen aspecto de lobo con mucho pelo largo para soportar las bajas temperaturas en las que trabajan. Sus patas tiene una base bastante ancha y son muy potentes para pisar fuerte en la nieve o el hielo. Su talla es la adecuada para tirar de un trineo en largas distancias en lugares con una climatología sumamente adversa. 

La necesidad de usar perros de transporte pasó a segundo plano cuando entró en juego la competitividad del ser humano, por eso aunque los Alaska Malamute  son perros típicos para el tiro, las competiciones de hoy en día no son muy apropiadas para esta raza puesto que se prima más la velocidad que la resistencia. Cuanto más larga es la carrera, más ventajosa es para el Alaska Malamute, ya que es el más poderoso de todos los perros de tiro; no en vano es denominado la “locomotora del ártico”. De los nórdicos es el más grande y potente. Los empleados en mushing suelen pesar alrededor de 40kg con alzada de 65cm.

Provienen de Estados Unidos, que han unificado y mejorado los antiguos perros de los indios Malhemut, del noroeste de Alaska, donde la tribu nómada de los Inuit los usaba para transportar todos sus enseres en sus desplazamientos. 

Aunque la FCI sólo marca cuatro razas nórdicas, el Alaskan Husky es el perro ideal para el mushing

Los Huskies Siberianos son perros de trabajo ligeros, muy rápidos y activos. Su origen es en el noroeste de Asia, en la península de Chukoskii de la Siberia rusa, frente por frente de Alaska. Tiraban los pesados trineos y viajaban largas distancias acompañando al pueblo Chukchi, aborígenes de Siberia, en sus largas travesías de caza. Tras introducirse alrededor de 1900 en Alaska en carreras de larga distancia es la raza por excelencia para los trineos. Aunque el estándar reconocido de su raza es una talla de entre 53 a 60 cm de alzada y de entre 18 a 28 kg de peso, en el mushing se suelen usar perros que están en el límite superior. 

El perro de Groenlandia originario de Siberia, fue llevado a las zonas habitadas por esquimales de la gran isla de Groenlandia donde fue crucial en el desarrollo y la supervivencia de la cultura Inuit en América. Fuerte y rústico es el perro del trineo por antonomasia, en los que los grandes exploradores confiaron para sus aventuras y proezas hace cien años. Tiene potencia y fondo, es nato para el trineo y un gran corredor. Aunque es independiente y dominante, es un excelente compañero que puede llegar a una compenetración máxima con el musher.

El Samoyedo es un perro fuerte de trabajo y de gran elegancia. Fue el primer perro nórdico conocido en los países meridionales y por su enorme belleza con su pelo blanco se hizo muy común en la Inglaterra de principios de siglo. Su origen es el pueblo de Samoyedo, un pueblo nómada ruso que recorría toda la tundra del norte de Siberia. La raza fue luego mejorada en Escandinavia, según la FCI. Suele ser el perro más gratificante de trineo, ya que su instinto natural es agradar al musher por lo que está siempre dispuesto a trabajar. Es un perro poderoso, de fondo, aunque la velocidad puede ser su rémora, motivo por el cual apenas se ve en las competiciones de mushing, donde en la actualidad prima la velocidad sobre cualquier otra característica. 

Aunque aún no ha sido reconocido oficialmente como perro de trineo, el Alaskan Husky es el fruto de diversos cruces de razas nórdicas, especialmente entre el Husky Siberiano y el Galgo inglés de tipo americano, para obtener un perro eficiente en la velocidad. Son los perros ideales para el mushing deportivo de carreras tipo sprint, de alta velocidad y distancias cortas. Es el más moderno de los normalmente utilizados, con una gran diversidad de tamaños y colorido. 

Pin It