1623919

Síguenos

¿Por qué hay abandonos?

galga

 

Más de 137.000 perros y gatos fueron recogidos el año pasado según un Estudio de Abandono y Adopción 2016 de la Fundación Affinity. Es un dato preocupante y que constata que el abandono sigue siendo un problema grave que precisa una mayor intervención y cooperación de todos los organismos e instituciones implicados.

Por Marcos J. IBÁÑEZ, experto Internacional en Comunicación y Modificación de Conducta Canina, creador del método AMCLider®© y author & Speaker & Professor.

Se deben estudiar nuevas fórmulas que logren disminuir esta cifra y que permita asegurar el bienestar de perros y gatos en nuestra sociedad. Los motivos de abandono son muchos, aunque las principales razones son: problemas de comportamiento, camadas indeseadas, fin de temporada de caza, problemas económicos, mudanza o cambios en el domicilio, o la llegada de un bebé. Vamos a explicar cómo una adecuada educación canina, podría reducir el número de abandonos.

En la sociedad actual, la gran mayoría de hogares cuentan como parte de su familia con uno o más perros. Pese a que el sector canino ha crecido mucho estos últimos años, y la oferta formativa de educación canina se ha triplicado, muchas familias todavía desconocen la importancia de aprender cómo educar su cachorro o en el caso de perros adultos, cómo solucionar problemas de conducta.

Muchas familias incorporan en sus vidas un cachorro sin haber evaluado previamente las responsabilidades y obligaciones que conlleva tanto de cuidados y mantenimiento como de educación. Existe la idea de que un cachorro aprende sólo y, cuando surge un problema de conducta, muchos propietarios se enfadan porque el cachorro se comporta mal. Los abandonos se producen esencialmente cuando aparece un desfase entre lo planificado y lo que acontece. Es decir, todos nos hacemos planes e ilusiones de cómo será nuestra vida al incorporar un nuevo miembro canino a nuestra familia, y como suele ser habitual, las cosas no ocurren como lo habíamos planificado. Cambios de horarios, cambios en relación familiar, de localidad, de situación económica, así como de conducta del perro, son los principales motivos o excusas por las que los perros son abandonados. 

Los abandonos siguen y siguen produciéndose. Las acciones que se han llevado hasta el momento, evidencian que algo no funciona y que se deben probar nuevas fórmulas contra el abandono. La gran pregunta sería, ¿cuál es el motivo real por el cual se abandonan los perros? 

- Molestan, ya no hacen su función (son considerados objetos).

- Generan inseguridad/miedo por el daño que “pudieran” causar a la familia o entorno.

- Problemas personales en la familia, que implican descuidar las atenciones del perro, tanto físicas como emocionales.

- Serios problemas económicos, donde la regulación de la situación y reducción de gastos, provoca que el perro salga de la familia (indicador de falta de vínculo).

Por otro lado, y después de muchos años en el sector estando estrechamente vinculados al mundo de protección animal, hemos observado que los perros que no son abandonados cuando surgen problemas suele ser por:

- Valor económico: Aquellas personas que han invertido una cantidad que consideran elevada en la adquisición del perro y consideran que tienen alto valor, y por lo tanto la opción de abandono no la contemplan.

- Relación emocional: Aquellos que han establecido un intenso vínculo emocional, buscan cualquier otra opción, ya que el abandono no es una opción.

Posiblemente, el hecho de que sea tan fácil abandonar perros en nuestro país, y la falta de presión social, dinamiza los abandonos. En otros países, el perro es un ser muy valorado socialmente y el que abandona, no sólo debe afrontar una multa, sino que además debe soportar la presión social, donde está casi tan mal visto como abandonar a un hijo. Quizás si los perros no se vieran como objetos de propiedad, sino como seres sintientes con claras necesidades sociales, muchas cosas cambiarían. Este cambio de situación, afectaría a todos los ámbitos del mundo canino, desde propietarios, profesionales, legislación y, claramente, supondría mejoras en la profesionalización del sector y gestión de los perros sin hogar. 

Aunque hay aún mucho trabajo por hacer, cada vez son más los profesionales caninos que se unen a la causa de trabajar en pro del bienestar de los perros y la educación de sus propietarios, evitando el abandono o el maltrato. Si el perro es el mejor amigo del hombre, ya es hora de que nos comportemos como el mejor amigo del perro y defendamos sus derechos como seres emocionales

 

Propuestas

- Prohibir la venta de perros en tiendas: Éstas sólo deberían vender productos y alimento. 

- Crianza de calidad: Debería exigirse a los “criadores”, buenos programas de cría, orientados a seleccionar y potenciar ejemplares socialmente adaptados (no como pasa hoy en día que un elevado porcentaje sólo seleccionan por belleza, trabajo, y saben muy poco de comportamiento).

- Sanciones por cría ilegal: Un tema recurrente y fuente de camadas indeseadas es la cantidad de perros nacidos por particulares sin criterio. También la prohibición de importación de perros de granjas de perros de Europa, fuente de enfermedades y de perros con serios problemas conductuales. 

- Formación por parte del propietario de perro: Antes de adquirir un perro, debería exigirse la realización de una o varias formaciones específicas que permitan educar correctamente al perro de compañía.

- Profesionalización de centros de acogida: Al igual que en otros países, cualquier centro que acoja perros, debería tener formación específica, tanto de gestión de albergues o centros caninos, de comportamiento y reciclaje continuo. También sería necesario disponer de instalaciones adecuadas para el bienestar de los perros tanto a nivel físico como mental. 

- Veterinarios especializados: Los veterinarios, como principal foco de consulta de los propietarios inexpertos, deberían estar más especializados. Al igual que en medicina humana, en veterinaria debería haber especialistas que permitieran afianzar relaciones con profesionales de la educación canina y resolución de problemas conductuales. 

- Profesionales de la formación canina actualizados: La profesión del mundo canino requiere seguir mejorando. Pese a que ha cambiado mucho en los últimos años, sigue siendo inaudito que profesionales de diferente tipología, se consideren dentro de un mismo contexto. No es factible que existan profesionales que utilizan técnicas militares para adiestrar perros civiles. Tampoco es lícito que profesionales que sólo saben adiestrar, realicen trabajos con perros con problemas serios de conducta.

- Presión social: La sociedad debe evolucionar y mostrarse más sensible a los enormes beneficios que aportan los perros. Si un propietario no sabe tratar bien a su perro, o este presenta problemas conductuales, es necesario que reciba ayuda profesional.

- Coste del abandono: El abandonar un perro, debería implicar un coste económico que permitiera mantener a este perro como mínimo un año en buenas condiciones, mientras se tramita la adopción. 

Pin It