1638695

Síguenos

¿Por qué no hay más perros oyentes?

edit

En España, según el INE, el 8% de la población posee problemas auditivos de distinto tipo y grado lo que significa que la sordera afecta a más de un millón de personas; de cada mil nacimientos, entre uno y cinco tienen algún tipo de sordera; casi 2.500 nuevas familias cuentan con un hijo sordo cada año y una de cada mil personas adquiere la sordera a lo largo de su vida.

Sus vidas no son fáciles. Suelen sufrir inseguridad, aislamiento social y de su entorno físico por su incapacidad para escuchar cualquier ruido. Es aquí donde el mundo del perro tiene que poner todo su empeño para lograr la plena integración de un colectivo que, a veces, reducimos a conocer o no la lengua de signos. Los perros oyentes, o señal, son todavía poco frecuentes en España. En Reino Unido iniciaron su andadura en 1983, como indica su fundador Bruce Fogle en una entrevista en LADRIDOS y a día de hoy están totalmente integrados en la sociedad británica.

Aquí estamos a años luz. El adiestramiento de estos perros para que, ante una serie de ruidos cotidianos, alerten a sus dueños y les dirijan a la fuente del sonido suele durar unos dos años. Hay algunas organizaciones, centros de adiestramiento o fundaciones que los preparan, pero sin coordinación alguna, incluso a veces hasta con rivalidad y, claro, con resultados escasos.

Olvidar intereses mercantilistas y buscar una forma de trabajar unidos bajo el paraguas de alguna nueva organización que lleve el liderazgo, sería lo ideal. Dos premisas difíciles de alcanzar entre los profesionales caninos, pero no imposibles.

Pin It