1638603

Síguenos


FUERA DE NUESTRAS FRONTERAS

Karl Scarr, el ángel de los perros de Marruecos

Karl


Por Emerre IGLESIAS

Zoólogo, experto en conducta canina y taxista en Cambridge. Karl Scarr, natural de Cherry Hinton (Reino Unido) visitó Marruecos como turista y su vida cambió. La crueldad hacia los animales por doquier le abrumó de tal forma que vendió su taxi y montó en Tánger un “hogar” con jaulas y una casa en siete hectáreas de terreno donde convive con 150 perros. Creó “Le sanctuaire de la faune de Tanger”, o SFT, reconocido como la vanguardia del cambio de percepción pública y derechos legales para los animales en Marruecos, principal organización que trabaja por cambiar las leyes.

Marruecos es el paso de África hacia Europa, pero aún está muy lejos de una concienciación animal o legislación en materia de protección animal similar a la que hay en Europa. Por sus ciudades y pueblos vagan perros en muy mal estado, con claros signos de un maltrato inusitado. 

Buscan comida, algunos atacan, transmiten enfermedades, huyen no se sabe de qué y los que corren peor suerte mueren en las calles sin que nunca nadie se haya ocupado de ellos. Este panorama desolador impresionó a este inglés, uno de los principales expertos mundiales en comportamiento canino, cuando fue de turismo al país árabe. Pensó que esto era inadmisible y se puso manos a la obra.

Con casi 50 años vendió su taxi, se trasladó a Tánger y montó un pequeño santuario para animales abandonados y maltratados en el que convive con una media de 150 perros. Los suele recoger de la calle, y muchos de ellos tienen unas severas lesiones que les hace necesitar cuidados veterinarios constantes.

Los animales de granja son considerados “bestias de carga” ya que la vida dentro de una familia pobre marroquí es dura, señala Karl cuando relata su experiencia. “Los animales son lo segundo de acuerdo con las necesidades de su familia y, tal vez, no sorprenda que una cuarta parte de la población de perros del país sea extraviada, así es como vine a compartir con tantas personas mi hogar que se encuentra en siete hectáreas en Tánger. Vivir con tantos perros es definitivamente un desafío, pero es uno de los que estoy feliz de asumir”.

"Todos los días encontramos animales apuñalados, quemados, cegados, mutilados o con patas rotas"

La realidad de Marruecos es que muchos perros callejeros son descuidados, se convierten en víctimas de la crueldad, a menudo son demacrados, hambrientos y se ven regularmente con huesos rotos, heridas abiertas y enfermos generalmente por ser pateados, apedreados, golpeados y envenenados. La pena es que estos métodos se dicen utilizar para el control de la población y para prevenir la propagación de la rabia, y, por lo tanto, se convierten en el argumento para que tales prácticas continúen.

Gracias a la labor de este zoólogo junto a grupos marroquíes de derechos de los animales a través de “Le sanctuaire de la faune de Tanger”, SFT,  aunque las consideraciones sobre bienestar animal han sido muy lentas para incorporar protocolos de bienestar animal, existe una determinación creciente de integrar las directrices europeas que reconocen las capacidades cognitivas y los perros no son seres insignificantes, sino unos seres sensibles, lo que puede llevar a modificar, o a crear, unas leyes de protección animal efectivas.

Scarr reconoce que la vida con tanto animales en un espacio tan pequeño no es muy fácil, sobre todo porque algunos de los perros “son muy impredecibles”. 

El ex taxista es autor de varias guías populares sobre bienestar para perros, cuyos ingresos de las ventas van integramente a su santuario, SFT.

Casos extremos

Entre los perros que cuidan en el santuario hay casos muy extremos. Por ejemplo, Van Gogh que fue repetidamente torturado después de haberle cortado las orejas con unos alicates, con los dientes rotos y el torso abierto. 

Theo y Lucky fueron atropellados y necesitan silla de ruedas. A Rex le cortaron la cola por diversión y el veterinario tuvo que amputarsela entera porque se había gangrenado. Muchos de los animales han sido tan maltratados que ahora son agresivos y muy propensos a causar lesiones a otros perros.

facebook.com/karl.scarr

Pin It