Tu revista canina

cabeceraLinea500

 

 

 

 

 

Síguenos

2583187

BUSCADORDEDROGASSUECO

Izor y Harry, los mejores de 2020

 

 

Izor, un pastor alemán de 7 años de la Policía que trabaja en Estocolmo, y Harry, un labrador de 5 años que hace tareas de búsqueda en la región de Malmö, son los perros elegidos este año por el SKK , el Kennel Club de Suecia,  para recibir el premio “perro del año”, cada uno en su especialidad, con el objetivo de fomentar y ayudar a los perros de trabajo del paísEstos premios son un hito en la carrera de los perros de trabajo y sus guías.

Por Carlos XESTAL

 

Síguenos

Estos reconocimientos se unen cada año al mejor perro detector de drogas y al de asistencia y terapia, en un acto apoyado por las autoridades suecas, en el que los binomios de guía y can reciben como galardón un fin de semana de relax en un hotel de lujo lleno de actividades así como una participación en un programa televisivo.

Según indica Annika Klang, portavoz del SKK, a LADRIDOS, “Los premios existen desde hace algunos años, pero no siempre han formado parte de nuestro espectáculo. Se ha desarrollado sucesivamente. Por lo que recordamos, el premio al perro policía es el más antiguo. Los demás agregaron, uno tras otro”.

La entrega de los premios se realiza año tras año en un evento de dos días que el club organiza siempre en diciembre, “el espectáculo más grande que organizamos durante el año”, pero que este año ha tenido que ser suspendido por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, esto no ha impedido que en noviembre se hayan elegido estas dos categorías de perros del año, con el objetivo de seguir apoyando la importante labor que realizan estos animales con sus guías, incluso en época de pandemia.

Para los guías caninos del país, alcanzar un año uno de estos galardones es un honor al que todos aspiran. La tradición de este evento es muy apreciado y los binomios trabajan con esfuerzo para conseguir ser nominados.

A principios de noviembre el jurado del SKK dio a conocer que Izor era el elegido en la categoría de perro policía, y el día 13 que Harry lo acompañaría en el apartado de buscador de drogas.

Pastor alemán policía

Izor junto con su conductor Erik Karlsson, trabaja como perro de patrulla en la región de Estocolmo, principalmente rastreando sospechosos, pero también armas y drogas.

Durante su entrenamiento continuo, Erik tuvo que reemplazar a Izor de un colega que se iba a ir y los dos han trabajado juntos durante casi dos años. En este corto tiempo, han logrado convertirse en un equipo efectivo con un alto número de esfuerzos registrados.

“Izor es un perro dócil que siempre quiere estar a gusto, pero también está dispuesto a trabajar”, dice Erik cuando describe a su perro. “Es agradable y tranquilo, pero también puede cambiar de posición cuando es necesario”, continúa Erik.

Aunque Erik es relativamente nuevo como adiestrador de perros, tiene mucho con lo que comparar, ya que Izor es su octavo pastor alemán. Cuando Erik se postuló para la academia de policía, el objetivo era convertirse en cuidador de perros, tal como lo había sido su padre.

Cuando se le pregunta qué hace que Izor sea un buen perro policía, Erik enfatiza que “Izor es claro en su trabajo, lo que hace que sea más fácil de entender cuando está trabajando. La característica más importante de Izor como perro policía es quizás que siempre apoya a su guía, incluso en situaciones difíciles”.

Durante una operación policía de este año, en plena pandemia, Izor tuvo que demostrar estas cualidades cuando desarmó a un enfermo mental que apuntó con un arma a Erik a través de un mordisco en el brazo. “Confío en que estará conmigo hasta el final, lo que me hace sentir seguro, concluye Erik”.

El jurado en su dictamen indica que, “entre otras cosas, que el binomio tiene un espectro muy amplio de tipos de tareas realizadas, en las que Izor ha demostrado constantemente una gran voluntad de trabajo y diligencia”. En la nominación, el jurado ha prestado especial atención “al compromiso, la gran iniciativa y el coraje de la patrulla, que se ha traducido en un importante recurso para las operaciones policiales”.

Labrador buscador

Harry, por su parte, junto a su conductor, Kim Holm, está especializado en la búsqueda de drogas en la región de Malmö.

Trabaja desde 2018 con su guía, el inspector de aduanas Kim Holm, en el Grupo de Aplicación de la Ley de Malmö. Trabajan principalmente en flujos de vehículos en el puente de Öresund y Helsingborg, pero también con la localización en trenes, cintas postales y terminales de aeropuerto.

Kim describe a Harry como un perro tranquilo y meticuloso al que le encanta buscar las pequeñas cosas. “Harry está en su mejor momento en las búsquedas de vehículos y, sobre todo, en las búsquedas cuidadosas de los coches que hemos llevado para su inspección”, dice Kim. “Es amable y dócil, pero al mismo tiempo duro y capaz de trabajar en entornos difíciles y espacios reducidos”, continúa Kim.

Cuando se le pregunta qué hace que ambos sean un buen equipo, Kim dice que él y Harry son bastante similares. “Harry está tranquilo y estable y me sienta bien”, dice Kim.

Durante el año pasado, Harry y Kim contribuyeron a 56 incautaciones de drogas por un beneficio social total de 393 millones de coronas suecas.

Pin It