1617348

Síguenos

A desarrollar la mente: ejercicios para "pensar"

 

mental

No son tan populares, pero el desarrollo de juegos de estimulación mental en perros son de igual o más importancia que el ejercicio físico diario básico. Antes de que los perros fuesen domesticados, para comer y sobrevivir tenían que apañarse a su manera y buscar soluciones que, en definitiva, les hacían más ágiles mentalmente. Sin embargo, hoy para comer sólo tienen, como mucho, que esperar a que su guía le ponga su pienso en el comedero. Si en lugar de llenárselo inventamos juegos para que se la gane, además de estimularlo se sentirá mucho más satisfecho.

Con información del centro canino “Los Guardianes” de Jean Paul Correa

 

Síguenos

No hay que olvidar que cuando un dueño saca a pasear a su perro, normalmente lo hace con la correa y aunque su objetivo sea que haga ejercicio, a veces no tiene la posibilidad, por lo que hacer ejercicios que desarrollen su mente es una buena opción. Listado de sencillos ejercicios de estimulación mental para perros que se pueden realizar en casa:

1. En busca del tesoro. Una buena forma de empezar es dejar comida por el suelo en casa delante de él y que vaya a buscarla. Primero es importante que vea bien dómo se va dejando la comida, a la vez que vamos andando y la comida se va soltando. Poco a poco nos vamos separando, e incluso podemos llegar a que nos pierda de vista para que siga el rastro. En un segundo momento los premios o trozos de comida se pueden colocar en alto en lugares mas alejados del suelo.

2. A por un calcetín viejo. Otro juego que a los perros les hace desarrollar su ingenio es tener que sacar la comida de dentro de un calcetín cerrado con algún nudo. Con el tiempo aprenderá a abrirlo.

3. La pelota rajada. En una pelota de goma se hace una raja no demasiado grande y se meten dentro unos trocitos de la comida que sea su mejor premio. Se le echa la pelota y se le deja que la manipule hasta que consiga sacar el alimento y se lo zampe.

4. ¿En qué mano está la comida? Se esconde comida en una de las manos, se cierran los puños y se deja que huela en qué mano está el premio. Hay que enseñarle a que señale la mano que tiene comida con su pata.

5. Plato boca abajo. Una sencilla forma de que “trabaje” para conseguir su premio es ponérselo en una superficie bajo un plato boca abajo. Hay que tener paciencia y esperar a que lo saque.

6. El trilero. El ejercicio 4 se puedes “complicar” jugando al famoso trilero. Se ponen tres vasos que no sean transparentes boca abajo y sólo comida en uno de ellos. Se mueven y a esperar a que el perro señale de alguna forma dónde está la comida o a que vuelque el vaso y se la coma.

7. Rollito de premios. En este ejercicio mental se introduce algo de comida en el interior de un rollo de cartón, que puede ser de los de papel de cocina, y se cierra por los extremos. Se le hacen pequeños agujeros y se introduce comida para que según lo mueva vayan cayendo los premios

8. Juegos de obediencia básica. Los tradicionales juegos a través de la comida para enseñar al perro a que te dé la pata, haga la croqueta, se siente, salte, se tumbe, que traiga la correa, etc. son actividades mentales muy beneficiosas tanto para desarrollar sus capacidades cognitivas como para sentar una buena educación en obediencia canina.

9. ¿Messi o Ronaldo? Jugar con la pelota es una de las actividades más atractivas para la mayoría de los canes. Para que desarrolle su mente es bueno ir enseñándole a que devuelva la pelota en el lugar exacto que le indicamos, cambiando de lugar de una vez a otra. Pero, sin duda, la estrella de este ejercicio es jugar al fútbol con él, regatearle cara a cara e intentar marcar goles. Disfrutará intentando descubrir por qué lado se le enviará el balón.

Pin It