1259591

Síguenos

 

 Los esquimales han pervivido

en el tiempo gracias a

sus perros de trineo

EsquimalesTrineo

 

 

La vida en el Ártico, región muy fría en la zona más norte de nuestro planeta, siempre ha sido un misterio de superviviencia. Los primeros pobladores desde América llegaron hace unos 15.000 años, pero no se asentaron. Después, hace  4.000, el pueblo paleoinuit fue para quedarse, pero acabó desapareciendo.  Por último, los inuits, o esquimales, fueron, se quedaron y sobrevivieron. El motivo: el uso de una raza de perros de trineo que previamente desarrollaron.

Por  M.  ARAMBARRI

Síguenos

El estudio, publicado por la prestigiosa Royal Society,  demuestra “la mayor historia de cooperación entre perros y humanos”, según resalta Tatiana Feuerborn, investigadora del Centro de Paleogenética de la Universidad de Estocolmo y el Museo de Historia Natural de Suecia y coautora del estudio.

Que los esquimales usaron siempre perros de trineo para su vida diaria era archiconocido, pero hasta  ahora no había evidencias de si los inuit, (los esquimales) utilizaron perros locales del pueblo paleoinuit  ya instalado en el Ártico o introdujeron una nueva población de perros en la región.

Para llegar a comprobar este extremo, ante la gran importancia de los perros de trineo para la supervivencia de esta población, los 59 investigadores de diferentes partes del mundo se pusieron manos a la obra y generaron el  ADN de cráneos y piezas dentales de un total de 922 perros y lobos del Ártico norteamericano que abarcan más de 4.500 años. “Nuestros análisis revelaron que los perros de los inuit que datan del 2000 A.C. poseen formas morfológicas y genéticas que los distinguen de los primeros perros paleoinuit, e identificaron un nuevo clado mitocondrial en el este de Siberia y Alaska”. Además el legado genético de estos perros inuit sobrevive hoy en los modernos trineos árticos, eso sí con diferencias fenotípicas entre los perros arqueológicos y los modernos”.

De esta amplia investigación se deduce que los perros de los esquimales derivan de una migración secundaria previa a su contacto con los perros que ya existían en la zona, y fueron los que ayudaron, junto con la explotación de tecnologías de transporte avanzadas, incluido el desarrollo y el uso generalizado como el umiak y kayak para viajes por mar, a la rápida expansión inuit en el Ártico norteamericano a partir de alrededor del año 1000 AC desde Alaska hacia el este a Groenlandia, y a lo largo de la costa del este subártico de Canadá.

En la vida de Alaska los perros se utilizaron no solo para la tracción y el trineo, sino también para la caza, la vestimenta y ocasionalmente como alimento, ya sea de forma preferencial o durante períodos de hambruna. Además, los lobos y otros cánidos salvajes fueron explotados adicionalmente por sus pieles que protegen de la acumulación de escarcha, o fueron asesinados como precaución contra posibles depredaciones o conflictos.

Sin embargo, con los inuits llegó otra época y su principal objetivo tras seleccionar y preparar una raza fue la colaboración canina con el hombre, sin sacrificarlos y dejando los lobos para el uso de sus pieles como abrigo. Para mantener y fortalecer los linajes de sus perros, recurrieron al cruce de hembras de lobo con perros, y alguna vez de perros hembras con lobos macho. Pero estos cruces no daban el resultado esperado y se optó por hacerlo de forma esporádica, de tal forma que cualquier similitud observada entre perros inuit y lobos árticos no se puede achacar a un cruce sistemático entre estas dos especies, aunque futuros análisis más completos del ADN nuclear, que están realizando, aclararán este extremo.

Lo que sí han comprobado estos investigadores de 10 países diferentes, es que la raza de perros que los esquimales introdujeron en el Ártico eran más grandes y de mayor tamaño craneal y mandibular que los que existían hasta entonces, lo que habría significado una ventaja por su papel en el transporte y la tracción durante este período.

Según las conclusiones del extenso trabajo, “a pesar del hecho de que el trineo de perros está ampliamente asociado con el Ártico norteamericano hoy, el trineo probablemente fue menos común antes del período inuit. La preservación de estos perros concretos creados por los inuit es probablemente un reflejo del papel altamente especializado que los canes desempeñaron tanto en el transporte de largo alcance como en las prácticas de subsistencia diaria en la sociedad inuit”.

En cuanto a su posible supervivencia hoy, el trabajo también muestra que el ADN de esta raza de perros sigue presente en los canes de trineo de Groenlandia, que son lo más parecido que hay en la actualidad a los antiguos perros inuit y los genetistas señalan que “El legado de estos perros inuit sobrevive hoy en los trineos árticos, lo que los convierte en una de las últimas poblaciones descendientes restantes de un linaje de perros preeuropeos en las Américas”.

La raza endémica, en declive

Los perros de trineo proporcionaron la principal plataforma de transporte y caza para varios grupos inuit, incluida la cultura del Viejo Mar de Bering y Punuk. La raza endémica de Groenlandia, que vive con las comunidades locales del norte del Artico en las costas oeste y este, está en uno de sus peores momentos, han pasado de los más de 25.000  que había en 2002 a los menos de 15.000 contabilizados en 2016.

Hay múltiples razones para esta disminución.
1- Debido al cambio climático, el hielo marino se está retirando, lo que dificulta la caza tradicional y la provisión de alimentos básicos para humanos y perros por igual.
2- Las epidemias de moquillo canino y parvovirus.
3- Un cambio en la cultura ha llevado a las personas a reemplazar el trineo con la moto de nieve o los barcos.

La disminución drástica de la población podría conducir a la extinción de esta raza única, que afectaría sustancialmente a la forma en que los inuit de Groenlandia usan su medio ambiente, y la zoonosis, los contaminantes químicos ambientales y el cambio climático. A diferencia de la mayoría de las otras especies en peligro de extinción, los perros de trineo son animales domésticos que pueden criarse potencialmente si existen incentivos para hacerlo. Sin embargo, estos cambios en el legado cultural y la menor necesidad de que los perros lleven trineos han llevado a criar los justos perros para mantener los números de población.

Pin It
 

Síguenos