1259521

Síguenos

 

EE UU paraliza el envío de perros detectores

a Jordania y Egipto por maltrato

 

Estados Unidos ha dejado de forma radical de proporcionar perros detectores de bombas a Egipto y Jordania al revelar una investigación que varios perros en esos países murieron por maltrato y negligencia de sus cuidadores, según acaban de comunicar funcionarios estadounidenses.

Por Óscar REKALDE

 

Síguenos

El informe, que se realizó tras recibir una denuncia de particulares y fue publicado por la Oficina del Inspector General del Departamento de Estado, OIG, el 20 de diciembre, recomendaba a las dos agencias estadounidenses encargadas del envío de perros, la Oficina de Seguridad Diplomática y la de Lucha contra el Terrorismo, que dejasen de enviar canes a estos países, por lo menos hasta que tengan planes establecidos para asegurarse que sean atendidos y monitoreados para garantizar su bienestar. La reacción no se hizo esperar y el 23 fueron paralizados todos los envíos.

Los inspectores descubrieron que como mínimo cuatro perros murieron en Jordania como resultado de negligencia y maltrato este año, y otros tres en Egipto por causas similares, lo que Estados Unidos calificó de inaceptable.

Las situaciones de posible maltrato no es la primera vez que se denuncian. En septiembre ya se realizó un primer informe sobre situaciones críticas de canes en estos países, pero Estados Unidos decidió entonces no tomar medidas tras asegurar que se habían tomado medidas para solucionar la situación.

En el citado informe, la OIG planteó inquietudes sobre Jordania y mostraba “preocupaciones continuas de salud y bienestar entre los perros desplegados en Jordania”, país mayor receptor de perros en el programa de detección de explosivos. El segundo y definitivo informe es una actualización emitida después de que los investigadores se enteraron de problemas continuos y muertes adicionales.

La OIG descubrió que en Jordania varios perros murieron o tuvieron que ser sacrificados en los últimos 18 meses, incluidos al menos dos por un golpe de calor, uno por un parásito prevenible y un cuarto por un pesticida rociado en su perrera o cerca de ella. El informe añade que el país ya acordó dejar de usar ese pesticida alrededor de las zonas donde están los perros y se incluían en él como imágenes de perros demacrados y perreras inmundas que permitieron la propagación de enfermedades mortales.

Un veterinario consultado por la OIG confirmó que las muertes por golpe de calor fueron el resultado de “negligencia y atención inadecuada”, y no por accidentes, calificando este tipo de muerte como “una forma prevenible y especialmente terrible de muerte de un perro”.

Con respecto a Egipto, tres de los 10 perros entregados han muerto, uno de cáncer de pulmón, uno de una vesícula biliar rota y el otro de un golpe de calor. El informe además matiza que las autoridades egipcias hasta la fecha se han negado a otorgar acceso al personal estadounidense a los perros o sus perreras.

Culturalmente, en toda la región, hay poca consideración por los animales, y en particular por los perros. Los insultos en árabe se refieren normalmente a perros y animales en general.En Egipto, el país más poblado de la región, la difícil situación de los animales ha mejorado en los últimos veinte años, pero aún queda mucho trabajo por hacer.

“Tenemos problemas muy serios, la realidad es dura”, ha declarado Mona Khalil del grupo de la Federación Egipcia para el Bienestar Animal. “No son solo perros, es todo lo relacionado con la palabra animal. Y cuando se trata de perros, es aún peor. Esto se debe a muchos conceptos erróneos relacionados con la religión, con la salud, las normas sociales, la falta de conciencia y la educación “, matizó.

Esta defensora de los animales además añade que la organización general de servicios veterinarios “es la primera entidad en matar perros callejeros con veneno, con estricnina, y este es un procedimiento diario... y tanto como hemos estado hablando y negociando con ellos por última vez dos décadas, no están escuchando; cualquier cosa que propongamos, cualquier tipo de recomendación de organismos internacionales, simplemente no se escucha”, dice Khalil.

Con respecto a la situación de Jordania, aunque es un país mucho más pequeño y menos poblado, es similar. “Las cosas están cambiando”, dijo Margaret Ledger, fundadora y directora del Centro Humano para el Bienestar Animal en Jordania, el único centro de derechos de los animales en el país.

“No es una cultura animal de hace cientos de años. Pero digamos que las cosas están cambiando ... puedes ver algo de crueldad, pero eso proviene de mucha ignorancia ... así que hay ignorancia, y hay crueldad, es falta de conocimiento de cómo acercarse a los animales”.

Cualquier muerte de un canino en el campo es un evento extremadamente triste y tomaremos todas las medidas posibles para evitar que esto suceda en el futuro”, dijo un alto funcionario del Departamento de Estado a los periodistas al anunciar la medida de

Las muertes en Jordania ocurrieron a pesar de la presencia de cuatro mentores del Departamento de Estado en el país, contratados para vigilar a los perros. Según un informe anterior del inspector general, mantener dos mentores en Jordania durante tres años le costó al Departamento de Estado 500.000 dólares anuales a partir de 2017, mientras que mantener a un veterinario en Jordania costó 540.000 en 2018.

MARRUECOS, TAMBIÉN

El informe dijo que el Departamento de Estado también recuperó 10 perros de Marruecos después de descubrir que no estaban siendo utilizados para el propósito previsto.

En 8 países

Hay alrededor de 135 perros olfateadores de bombas proporcionados por Estados Unidos en el extranjero en Egipto, Jordania, Omán, Bahrein, Líbano, Nepal, República Dominicana y AfganistánEl Departamento de Estado proporciona capacitación, equipos y perros, conocidos por su término técnico “caninos de detección de explosivos” (EDC) a los países socios para ayudar a mejorar sus programas de aplicación de la ley. Los perros se utilizan para detectar material explosivo en lugares como aeropuertos, embajadas y fronteras terrestres.

Este programa le ha costado  a Estados Unidos millones de dólares en los últimos años. Un sistema de entrenamiento de 30 días para 10 equipos caninos cuesta unos 640.000 dólares, dijo el funcionario.

4 perros fallecidos en Jordania

2 por golpe de calor

1 por pesticida rociado cerca de la perrera

1 por un parásito prevenible

 3 perros muertos en Egipto

1 por golpe de calor

1 por vesícula biliar rota

1 por cáncer de pulmón

 

Pin It
 

Síguenos