1641004

Síguenos

 

Sudadera antirruidos para los K9

sudaderaruido

Tras años de trabajo junto a unidades militares o policiales de élite, muchos perros k9 presentan problemas auditivos por su exposición a fuertes ruidos derivados tanto de situaciones en conflicto como de un simple transporte de corta distancia en helicóptero. Estas consecuencias además de aminorar su salud reducen su vida laboral de forma drástica al perder el perro facultades totalmente necesarias para seguir las órdenes de su guía.Tras años de trabajo junto a unidades militares o policiales de élite, muchos perros k9 presentan problemas auditivos por su exposición a fuertes ruidos derivados tanto de situaciones en conflicto como de un simple transporte de corta distancia en helicóptero. Estas consecuencias además de aminorar su salud reducen su vida laboral de forma drástica al perder el perro facultades totalmente necesarias para seguir las órdenes de su guía.

Por Carlos XESTAL

Síguenos

La  compañía de dispositivos médico, Zeteo Tech, ha desarrollado en colaboración con el doctor Pete “Skip” Scheifele de la Universidad de Cincinnati, experto líder en audiología animal reconocido mundialmente y director ejecutivo del acústica animal, Fetchlab, una especie de sudadera con sofisticados materiales de los que se usan en la industria de automoción que reduce los efectos dañinos de los ruidos fuertes en el sistema auditivo de los canes.

El Canine Auditory Protection System (CAPS) utiliza materiales ligeros de alta absorción acústica para bloquear los sonidos no deseados. Según un comunicado de Stephen Lee, científico de la Oficina de Investigación del Ejército americano, “esta nueva protección auditiva es una ruptura con los productos actuales, que son rígidos, engorrosos y difíciles de poner en el perro, con una efectividad limitada en las pruebas para la protección de la audición canina”.

El diseño de esta sudadera antirruidos se ha realizado después de que en 2017 diferentes estamentos del Ejército presentaran una solicitud para que se buscasen soluciones auditivas para los caninos. Su petición la argumentaron porque “Los perros de trabajo militares están sujetos a las mismas exposiciones de combate que sus manejadores militares y se estima que experimentan niveles similares de pérdida auditiva expuesta al ruido”.

Los perros bien entrenados juegan un papel integral muy importante en diferentes ejércitos de todo el mundo. Solo en EE UU, hay alrededor de 1.600 perros K9 que trabajan junto a los soldados y realizan tareas tan vitales como detectar explosivos y localizar objetivos.

Según señalan los creadores del CAPS, disponible actualmente en tamaños pequeño, mediano y grande, es una pequeña capucha hecha de materiales de absorción acústica que bloquean los sonidos fuertes. La capucha es ligera y flexible, lo que ayuda a que se ajuste cómodamente en la cabeza de un perro y a la vez sella las orejas del ruido excesivo. La sudadera tiene solo menos de tres centímetros de grosor, por lo que no es engorroso para los perros que trabajan en espacios reducidos y se puede usar con otro equipo de protección, como gafas. El casco de estilo “Snood” fue diseñado para distribuir uniformemente la presión requerida para mantener la protección auditiva en su lugar, evitando las dificultades asociadas con las correas.

El equipo de investigación probó los CAPS “extensivamente” en perros militares y federales “en cuanto a la portabilidad, usabilidad y comodidad”. Según los informes, las pruebas realizadas en las operaciones con helicópteros mostraron “una reducción significativa en la pérdida auditiva a corto plazo”.

Hay que tener en cuenta que, según los expertos, se cree que la incidencia de pérdida auditiva en perros militares es similar a la de los miembros del servicio humano, para quienes se clasifica como la principal discapacidad relacionada con el servicio dentro del Departamento de Asuntos de Veteranos.

A esto hay que añadir que “incluso un vuelo corto en helicóptero puede afectar la audición de un perro, lo que significa un inconveniente para escuchar las órdenes del guía, lo que puede dificultar la misión”, matizó Stephen Lee en su comunicado.

Aunque aún no está claro cuándo el CAPS estará disponible para las unidades que manejan perros militares, los investigadores tienen grandes esperanzas en la efectividad de la sudadera con capucha.

“Esta nueva tecnología ampliará la capacidad de los caninos para trabajar en una extensa gama de entornos y potenciará un uso más amplio para los perros de trabajo”, dice Lee.

La demanda de canes preparados es cada vez mayor y su precio es elevado. “Con el punto de mira  de los terroristas en los transportes públicos y en los sitios turísticos en todo el mundo, la demanda mundial de perros detectores de bombas ha aumentado”, señala Klye Stock, responsable de Bloomberg, empresa de adiestramiento especializada en K9. “Los caninos con narices finamente entrenadas ahora alcanzan los 25.000 dólares y más en el mercado abierto, donde las unidades de patrulla fronteriza, el Departamento de Estado y las empresas de seguridad privadas buscan talento canino”, matiza.

EN EL EJÉRCITO DESDE EL AÑO 600 ANTES DE CRISTO

Los perros de todo tipo se han utilizado como cazadores, pastores y centinelas durante casi todo el tiempo registrado.  Según los escritos de antiguos escribas como Homero, Poliaeno y Heródoto, los perros estuvieron presentes en la invasión de Grecia por Jerjes en el 479 a. C., durante los asedios espartanos en el siglo IV a. C., y ya en el 600 a. C. en una batalla en el reino de la Edad del Hierro de Lidia en Grecia.
De los casi 1.600 perros de trabajo activos administrados por el programa del Departamento de Defensa los pastores alemanes y el malinois belga son dos de las razas más comunes de perros de trabajo, pero hay otras en función de las tareas o entornos de trabajo. Para detección eligen entre labrador o golden retriever, y para la Marina, donde  a veces trabajan en espacios confinados como submarinos o barcos, seleccionan razas pequeñas como jack russells o beagles.

¿APROPIADO PARA COHETES?

Esta sudadera podría ser una solución ante los estruendos de los fuegos artificiales.  ‘“No a la pirotecnia” es la campaña que pretende luchar contra el uso de los artefactos pirotécnicos y el daño que causan en los animales, el medio ambiente y las personas.

Pin It