1619666

Síguenos

Perros truferos

en busca de oro negro

buscartrufa2

 

 

Tanto las plantaciones de trufas como la búsqueda de este bien preciado en zonas silvestres están reguladas por una normativa muy estricta que siempre exige un perro detector para su recolección. Aunque cualquier perro puede buscar el hongo, la selección del can es importante para hacer un buen trabajo, indica a LADRIDOS Robert Llorente, propietario de Detectatrufa, que prepara los perros de  Arctrufa.

Por Emer IGLESIAS

 

Síguenos

Cualquier perro “tiene el olfato y la capacidad de encontrar trufa, pero es diferente ir un día ir al mes al monte de forma lúdica a buscar que tener una plantación, aquí necesitas unas características muy específicas del perro”, explica Llorente.

Tanto los empresarios del sector trufero como los particulares que quieren iniciarse en la búsqueda de este bien con alto valor comercial y codiciado por los grandes de la gastronomía tienen varias posibilidades para tener un perro trufero. La más sencilla y económica es acudir a un centro especializado, como el de Detectatrufa en Tortosa, donde dan clases de adiestramiento, por lo general hay que acudir una vez al mes, y luego a través de vídeos se hace el seguimiento.

Una segunda posibilidad de formar a un perro como buscador del oro negro es dejarlo en el centro. Aquí el equipo de Llorente hace una valoración inicial para calcular el tiempo, “no todos tardan igual, la media suele ser un mes y medio 0dos meses”.

La tercera forma, la más especializada y rápida, es comprar uno que ha sido formado por los especialistas. En este caso la selección del cachorro en las camadas es muy importante. “Nos gustan perros que tengan mucho motor, nivel de energía alta, mucha motivación de búsqueda, cualidades específicas, la selección es muy importante”, matiza Robert.

En un tiempo en el que el sector del adiestramiento está inundado de gente “preparada” en cursos de dudosa cualificación, en seminarios de menos de cinco horas, o a través de la pantalla del ordenador o del móvil, es importante saber seleccionar bien a quién se le compra un perro trufero fiable.

Los empresarios del sector de la trufa son gente de muchos años de trabajo y dedicación que cuidan sus fincas con mimo. Sus plantaciones necesitan entre seis u ocho años como mínimo para dar sus primeras trufas, si se llega a ello. Por este motivo no suelen ser “clientes” que se fíen del primer adiestrador que llegue, la mayoría de las veces sin nada en regla, a ofrecerles el perro excepcional que les va a hacer de oro.

La mayoría de truferos primero contrata la recolección, otro servicio que hace la empresa de Llorente y su socio Joan Altadill. “Nos aseguramos de que hay trufa y tras hacerle el servicio de búsqueda, el propietario elige el perro que más le ha gustado y lo compra”, explica Robert Llorente a LADRIDOS.

Para el adiestramiento hay varios pasos, “primero es la asociación del olor de las trufas; segundo, una sistemática y después, el trabajo en real. Es muy progresivo. La mayoría de perros que falla es que hemos ido demasiado rápido, queremos todo para ayer” señala Robert.

 

Ante el inicio de la temporada de búsqueda de verano, que en algunas comunidades estaba prevista para el día uno de este mes, o la de invierno, que en 2019 comenzó el 15 de noviembre, el equipo de Detectatrufa está preparando ya los perros. “Ahora mismo tenemos 15 perros preparándose para la temporada, tres o cuatro se quedarán en el equipo y de otros tres ya tenemos reserva. Durante todo el año estamos trabajando y vendiendo perros, aunque ahora el coronavirus ha paralizado también la venta”.

Las normativas para recoger trufa son muy estrictas, fuera de las fechas está totalmente prohibida tanto en las fincas particulares como en el monte. Los Agentes del Medio Rural están muy pendientes y las multas pueden llegar a los 3.000 euros.

Los perros no se pueden quedar sin trabajar para no perder su cualidad de encontrar el oro negro. “Para el mantenimiento hacemos unos líquidos con aroma de trufa que ponemos a disposición de la gente que nos compra un perro”. Esto también es importante hacerlo cuando el perro va a trabajar y no encuentra trufa. “Un perro bien preparado te lo puedes cargar si va a buscar donde no hay trufa, pierde la motivación y en la temporada siguiente hay que hacer un trabajo doble con él”, avisa Llorente.

Permisos obligatorios

  • Licencia autonómica

Permiso personal de la comunidad.

  • Autorización de la propiedad

      Tanto si es terreno público como privado.

  • Perro trufero

      Único método permitido para recolectar.

  • Machete trufero

     Nunca con hoces, rastrillos, escardillos, picos, palas o azadas.

  • Horario y periodos

      Prohibido de la puesta de sol al amanecer y fuera de las fechas marcadas anualmente por  cada administración.

  • Trufas maduras

     Se dejarán intactas y enterradas las inmaduras.

AdiestramientoValencia

Certificado privado de ANACP

La Asociación Nacional de Adiestradores Caninos Profesionales ha creado una certificación de perro detector de trufa ante la ausencia de regulación en el sector. Hay que tener en cuenta que es una certificación privada, sin ninguna validez ante las autoridades si decidimos ir a buscar trufa con perro. Para ello son necesarios los permisos oficiales si no queremos enfrentarnos a una buena multa.

“Ante la falta de una normalización en la especialización del perro detector de trufas se regula la formación y características del perro, las licencias y credenciales del perro detector de trufa, la figura del guía de perros detectores de trufas y la titulación y competencias del instructor de perros detectores de trufas.

Los cursos que se acreditan dentro de la ANACP deben ir dirigidos a adiestrar al perro en la búsqueda de trufas de la forma más acorde con el bienestar animal.

"La figura del guía de perros detectores de trufas debe ofrecer unos mínimos de profesionalidad”, señala Óscar Páez, presidente de ANACP.

 

 

Los datos: 

  • 30 toneladas de trufa de media se recogen en España al año
  • 700 euros el kilo es el valor medio que alcanza en el mercado
  • 12.000 hectáreas dedicadas a la trufa se calcula que hay en España
Pin It