1474001

Síguenos

75 años de Unidades Caninas

de Policía Nacional:

de pastores alemanes obedientes

a binomios imprescindibles

polisAgua

 

 

Las Unidades Caninas son imprescindibles hoy día en cualquier Fuerza de Seguridad. No hay prácticamente especialidad que no utilice perros con un alto nivel de preparación. Los sistemas de adiestramiento han ido evolucionando, así como las razas, o el trato recibido por estos canes que hoy día en algunos países se licencian, incluso, con alto rango dentro del escalafón. En nuestro país se “jubilan” y hay organizaciones de voluntarios, como AdoptaK9, que les busca familia en la que acoplarse. En sus 75 años de historia, la Policía Nacional ha pasado de ocho pastores alemanes obedientes a casi 500 perros superespecializados de media docena de razas.

Por Óscar REKALDE

 

 

Síguenos

Con motivo de sus tres cuartos de siglo de existencia, la Sección de Guías Caninos de la Policía Nacional, organiza una carrera de canicross (deportista con perro) el 23 de abril entre las distintas Fuerzas de Seguridad en la Casa de Campo de Madrid, en lo que será una jornada festiva entre agentes humanos y perrunos de diferentes cuerpos para  promover el deporte con 80 binomios en pista.

La actual sección de Guías Caninos de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, ubicada en la Casa de Campo, es heredera de la Sección de Perros-policía de la Academia especial de la Policía Armada y de Tráfico que se creó el 1 de enero de 1945 en Madrid con ocho pastores alemanes para luchar contra la delincuencia existente en la época.

Los dos primeros años esta Unidad canina fue fluctuante, unos perros entraban y otros salían, hasta llegar a los 45 a final de 1946 adiestrados sobre todo en obediencia, defensa, ataque y rastreo, bajo la dirección de un capitán que era auxiliado por un Brigada del servicio de adiestramiento canino del Ejército alemán.

Los mandos de entonces de la Policía Nacional fueron conscientes de la gran labor que iban desarrollando los perros, pero para ello debían estar bien adiestrados, tanto el can como su guía y en 1947 se creó la Escuela de Adiestramiento Canino de la Policía, bajo el mando del capitán, que ya contaba también con un teniente, un sargento, siete cabos y varios policías, en proporción al número de perros.
No se tardó en diversificar las razas de perros, incorporándose junto a los pastores alemanes iniciales otras razas como airedale terrier, dóberman pinscher o boxer.

Los guías y los perros eran formados para la realización de servicios de custodia de polvorines, persecución de huidos, y reproducción y cría de perros.

Hasta 1949, perros de esta Escuela fueron agregados a las Comandancias de la Guardia Civil de diferentes ciudades como Granada, Ávila, Orense, Lugo, Coruña y Oviedo. Ante los éxitos en los operativos, en 1950 la Guardia Civil creó su propia Escuela de Adiestramiento, con la experiencia adquirida en la Escuela de la Policía Armada y de Tráfico.

No fue hasta 1975 cuando se realizaron los primeros servicios de los perros en detección de drogas, después de que un par de años antes un sargento americano de la Base de Torrejón de Ardoz donase a la Policía Española un pastor alemán de su propiedad especializado en detección de drogas y militares americanos en la propia Base formasen a un agente de la Policía Nacional como guía del can, dado que el tráfico y consumo de sustancias estupefacientes, principalmente hachís, empezaba a ser un problema preocupante en nuestro país.

La detección de  explosivos por parte de los agentes caninos llegó a nuestro país a finales de los 70, cuando la actividad terrorista hacía estragos en España. Fue en 1976 cuando un pequeño grupo de funcionarios y agentes caninos creo esta especialidad, que grupo que posteriormente fue creciendo según los grupos terroristas aumentaban su actividad.

Casi 20 años después, en 1994, la Policía Nacional comenzó a adiestrar perros en la especialidad de rescate de personas en escombros y grandes superficies, introduciendo técnicas innovadoras a las que se estaban utilizando hasta ese momento.

Ya en el siglo XXI,  en 2003, en colaboración con la Comisaría General de Policía Científica, se inicia el adiestramiento de perros en detección de sustancias acelerantes del fuego (perros DAF), que coadyuvan en las labores de investigación de incendios.

Cinco años después, en 2008, en la la Escuela de Adiestramiento Canino de la Policía se adiestran canes en la búsqueda, localización y recuperación de cadáveres, restos humanos y fluidos biológicos. Un año después, para luchar contra el blanqueo se comenzó con el adiestramiento de perros en la localización de billetes de curso legal y en 2010 surge la especialidad L.O.P.O. (Localización de Personas Ocultas).

 

 

Especialidades de perros

Detección de Explosivos.

Detección de Drogas.

Defensa y ataque.

Rescate y Salvamento.

Detección de Acelerantes del Fuego (D.A.F).

Búsqueda y Localización de Restos Humanos (R.E.H.U).

Detección de Billetes de Curso Legal (B.C.L).

Localización de Personas Ocultas (L.O.P.O).

Funciones que realizan

Localización de explosivos: Servicios de carácter preventivo y amenazas de bomba, reales o simuladas.

Búsqueda de drogas: Colaboración y apoyo con los Grupo de estupefacientes de toda España. Estos perros se emplean de forma preventiva en estaciones de tren y de autobús, barcos, centros docentes.

Defensa y acompañamiento: Disuasión de alteradores del orden en encuentros de fútbol u otros acontecimientos de masas considerados conflictivos o de alto riesgo.

Rescate: Localización de personas sepultadas bajo escombros por catástrofes naturales o provocadas. Localización de personas en grandes superficies.

Detección de acelerantes del fuego: Última especialidad creada en la Sección de Guías Caninos que colabora con los especialistas de Policía Científica en las investigaciones sobre incendios.

Localización de Personas Ocultas: Localización de personas ocultas, para el paso clandestino de fronteras.

REHU: Búsqueda, localización y recuperación de cadáveres, restos humanos y fluidos biológicos.

BCL: Búsqueda de billetes de curso legal.

carrera Guias Caninos

 

Si muerde, descalificado. Si pellizca, un minuto

Los agentes que quieran participar en la carrera podrán hacerlo via e-mail hasta el 20 de abril. Los corredores irán con ropa deportiva y cinturón de canicross, y en ningún caso se permitirá llevar al perro enganchado por el collar.

Durante la carrera el perro deberá ir siempre delante o la lado del corredor, no permitiéndose en ningún momento que el agente adelante a su can: los animales considerados “conflictivos” deben ir con bozal o salir en último lugar. Si un perro agrede a otro perro será descalificado si la mordedura es grave, al igual que si lo hace a un corredor. Si es solo un “pellizco” se le penalizará con un minuto de sanción.

Los participantes deben facilitar el paso de un corredor que quiera adelantar, a excepción de en los últimos 200 metros. Pero en todo el recorrido está prohibido ocupar todo el camino con el corredor por un extremo y el perro por el otro.

Recorrido de la carrera:

Inicio en instalaciones de la Policía Nacional en c/ Tomás Sanz con dirección a Carretera Parque de Atracciones,  Metro Lago y Paseo María Teresa, Pinar de las Siete Hermanas, cerro de las Ánimas, Pinar chico y regreso a zona de meta atravesando nuevamente Carretera de Ciudad Universitaria, Pinar de las Siete hermanas y Carretera del Parque de Atracciones hasta línea de meta.

La mayoría del recorrido se hará por las pistas de tierra paralelas a la carretera y zona boscosa, colocándose jueces a lo largo del recorrido. El balizaje se indicará de forma clara con cintas, flechas y señales.

T4  {article Ni una maleta peligrosa en el aeropuerto}[link][title][/link]
[text limit="400" strip="1"]
[readmore text="Información relacionada"]{/article}

 

 

 

polisAgua

{article title="Objetivo: cadáveres bajo el agua"}[link][title][/link]
[text limit="400" strip="1"]
[readmore text="Información relacionada"]{/article}

 

 

TAMBIÉN EN LADRIDOS

 

 

Pin It